Síndrome de la boca ardiente: Causas y tratamientos | Miriam Cantero

29 de agosto de 2022Por Ana Montilla0

¿Qué es el síndrome de la boca ardiente? Conoce los síntomas de este trastorno, sus causas y qué posibles tratamientos se pueden aplicar para aliviar las molestias.

¿Qué es el síndrome de la boca ardiente?

El síndrome de la boca ardiente es un trastorno doloroso que se produce en la boca y que provoca una serie de síntomas muy molestos a quien los sufre.

También se le conoce como síndrome de ardor bucal porque se manifiesta, principalmente, como un ardor continuo y crónico o recurrente que se produce sin causa aparente.

Las molestias afectan a la lengua, las encías, los labios, el interior de las mejillas, el paladar y otras áreas de la boca, y de una forma intensa.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de la boca ardiente?

Los principales síntomas del síndrome de la boca ardiente son:

  • Sensación de ardor, escozor o quemazón en la boca.
  • Sensación de sequedad en la boca y de sed.
  • Cambios en el gusto, notando un gusto amargo o metálico.
  • Pérdida del sentido del gusto.
  • Hormigueo o entumecimiento en la boca.

boca ardiente

¿Cómo aliviar el síndrome de la boca ardiente?

¿Hay algún tratamiento casero para el síndrome de boca ardiente? Siempre es mejor que preguntes a tu dentista, pero se pueden seguir una serie de recomendaciones:

  • Tomar una bebida fría.
  • Chupar trozos de hielo.
  • Masticar chicles sin azúcar.
  • Evitar el tabaco y las bebidas alcohólicas.
  • No utilizar enjuague bucal con alcohol.
  • Evitar alimentos calientes, picantes y ácidos.

Por tanto, no hay remedios naturales contra el síndrome de la boca ardiente, pero sí pequeños gestos que nos ayudarán a aliviar sus molestos síntomas.

¿Cuáles son las causas del síndrome de la boca ardiente?

Se desconoce la causa concreta que provoca el síndrome de ardor bucal. Esto, por tanto, hace difícil prescribir un tratamiento para el síndrome de la boca ardiente.

Sin embargo, también puede ser consecuencia de otro problema subyacente. En estos casos, habrá que identificar cuál es el origen para solucionarlo y poner fin a las molestias del síndrome de la boca ardiente. ¿Qué puede provocar este trastorno?

  • Cambios hormonales asociados a la menopausia o enfermedades de la tiroides.
  • Trastornos metabólicos como la diabetes.
  • Alergias.
  • Consumo de determinados medicamentos.
  • Carencias nutricionales, como falta de hierro o de vitamina B12.
  • Infecciones en la boca.
  • Reflujo ácido.

Tratamientos para el síndrome de la boca ardiente

No existe ninguna prueba concreta que permita diagnosticar este problema, por lo que poner solución al síndrome de la boca ardiente es realmente complejo.

Para poder diagnosticar este síndrome, lo más habitual es que tu dentista y tu médico revisen tu historia clínica y tu medicación, te examinen la boca y te pidan una descripción precisa de los síntomas que padeces, así como de tus hábitos de vida y cuidados bucodentales.

Lo normal es que tu médico te haga otras pruebas para saber si tienes alguna otra afección y, en caso de que no haya nada más, se diagnosticará el síndrome de la boca ardiente y se tratará de forma personalizada, ya que el tratamiento que para unos es efectivo puede no serlo para otros.

Por ejemplo, se pueden prescribir medicamentos contra el dolor o la sequedad bucal para aliviar los síntomas.

¿Cuánto dura el síndrome de la boca ardiente?

El síndrome de la boca ardiente aparece, generalmente, de manera repentina pero se puede desarrollar de forma gradual en el tiempo. Y se puede manifestar de diferentes maneras:

  • Todos los días, con poco malestar al inicio de la mañana pero que se incrementa a lo largo del día.
  • A diario, con molestia al despertar que dura todo el día.
  • De manera intermitente.

El síndrome de la boca ardiente puede durar meses e incluso años.

En pocas ocasiones, los síntomas desaparecen de forma repentina por sí solos o empiezan a ser menos frecuentes.

Algunos de los síntomas pueden aliviarse mientras se come o se bebe.

Por todo esto, es muy importante acudir a un especialista en salud bucodental para que nos ayude a reducir los síntomas en la medida de lo posible. Lo aconsejable es consultar al dentista en cuando se note malestar, quemazón o dolor en la boca, y habrá casos en los que haya que acudir también al médico.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Equipo médico de dentistas, higienistas y recepcionistas que trabajamos juntos para asegurar que recibes el mejor tratamiento para tu salud y tu estética dental.

Teléfono
Horario
bgn-footer-top-mod